Un senador estadounidense propone estudiar la violencia en los videojuegos

El senador estadounidense Jay RockefellerEl senador de Virginia Occidental (EE.UU.), Jay Rockefeller, ha planteado al Congreso un proyecto para financiar un estudio sobre el impacto que la violencia en los juegos y otros medios tiene en la mente de los jóvenes. La investigación se desarrollaría a través de la National Academy of Sciences.

“Las grandes corporaciones, incluyendo la industria del videojuego, hacen miles de millones de dólares en marketing y vendiendo contenidos violentos a los niños. Tienen la responsabilidad de proteger a nuestros niños. Si no lo hacen, podéis contar con el Congreso para que adopte un papel más agresivo”, expone en su web.

También ha dicho que los cambios en la tecnología permiten ahora a los niños acceder a contenidos violentos online con menos implicación por parte de los padres. Ha llegado la hora de que la Comisión Federal de Comercio (FTC) y la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) echen un vistazo a estos problemas.

Si prospera la propuesta, la National Academy of Sciences dispondría de un año y medio para la elaboración del estudio y la presentación de los resultados. Esto lo convertiría en el estudio de mayor envergadura realizado hasta la fecha sobre esta cuestión.

¿Es Star Wars 1313 un juego violento?

El director creativo de Star Wars 1313, Dominic Robilliard o el supervisor de efectos visuales, Kim Libreri, parte del equipo encargado del videojuego, han hablado con la revista oficial de Xbox en Reino Unido acerca de su “responsabilidad” a la hora de representar la violencia en el juego. Según han dicho, esto se debe principalmente al realismo gráfico del mismo.

El primero considera que, cuanto mayor es el realismo de un juego, más se les culpará por hacer uso de la violencia. Los responsables de Star Wars 1313, desarrollado por LucasArts, afirman no tener intención de que haya sangre por todas partes. Creen que no encaja en un juego de Star Wars.

Star Wars 1313Parece que a Libreri, por su parte, le molesta la controversia que se genera en torno a la violencia en el mundo de los videojuegos, mucho mayor que la que se produce respecto de otros medios. El supervisor de efectos audiovisuales apunta que se trata de un juego “para adultos, no para psicópatas”, en el que se hará especial hincapié en los combates.

Aunque aún no se han confirmado fechas ni plataformas, se sabe que el producto presentará a un despiadado criminal que se encuentra en las profundidades del planeta Coruscant. El jugador tomará el control de un cazarrecompensas que hace uso de un amplio arsenal de armas para conseguir sus objetivos y desvelar la verdad en torno a una gran conspiración. En su desarrollo han participado Industrial Light & Magic, Skywalker Sound y LucasArts Animation.