Sega trabaja en la sombra

Estamos en una época en la que la competencia en el mundo de las videoconsolas se encuentra en unos límites insospechados. Microsoft y Sony ya han lanzado sus consolas de nueva generación. Xbox One fue la que salió antes al mercado, mientras que la PS4 ha salido más tarde, pero a un precio menor. Diferentes estrategias de mercado, pero el mismo objetivo, hacerse el líder del mundo de los videojuegos.

Ambas cuentas con una cantidad de recursos inalcanzable para el resto, son los dos gigantes del mercado. Pero eso no quita que haya otros que se repartan también un buen trozo del pastel, como es el caso de Nintendo.

nintendo 3ds

La compañía japonesa quizás no tenga los juegos más espectaculares ni ofrezca los mejores gráfico, pero tiene algo con lo que competir de lo que el resto se olvida, los juegos más clásicos. En los últimos meses ha lanzado reediciones de juegos como el Súper Mario 3D World, simuladores que llegan al corazón de los que llevan jugando a esto décadas y que miran más allá de la espectacularidad de jun videojuego.

Por ello, se está trabajando en alcanzar nuevos éxitos, y para esto es indispensable el trabajo de Sega. La compañía ha sacado en occidente para 3DS sus primeros Classics adapatados a la consola nueva de Nintendo. Fue el caso de 3D Súper Hang-On y 3D Space Harrier, dos de los títulos más recordados de Sega.

Visto el éxito de estos lanzamientos, la compañía ha decidido empezar a trabajar en nuevas adaptaciones de antiguos videojuegos para la consola de Nintendo. Aún no se ha especificados cuáles serán los que salgan a la luz, pero seguro que no decepcionan a nadie, en especial, a los clásicos.

Por tanto, Nintendo, de la mano con Sega, sigue trabajando para competir con sus armas contra los dos gigantes. Lo que está claro es que la lucha está más igualada que nunca.