Golpe sobre la mesa de Microsoft

En su batalla con Sony por ver quién tiene la mejor consola y los mejores videojuegos, Microsoft ha dado un golpe de efecto al comprar la licencia de uno de los mejores simuladores, Gears of War.

Propiedad hasta ahora de Epic Games, esta adquisición aumenta considerablemente el nivel de los juegos exclusivos de Microsoft. Y es que las aventuras en el universo de Marcus Fénix son espectaculares, lo que ha hecho de este videojuego uno de los mejores del mundo.

gears of war

Con esta contratación de derechos, Microsoft vuelve a mostrar su giro hacia los videojuegos de acción, uno tipo de simulador que parecen gustar, y mucho, a la compañía. De hecho, sus últimas adquisiciones son, principalmente, juegos de acción.

De sus mejoras y sus lanzamientos se hará cargo el famoso equipo de Microsoft Vancouver, conocido más comúnmente como Black Tusk Studios, siendo este departamento uno de los más contrastados del mundo. A su cargo, el famoso y veterano Rod Ferguson y un gran equipo con una mezcla de juventud y experiencia que tratarán de desarrollar más aún uno juego tan contrastado.

Sobre su próximo lanzamiento o cómo serán las nuevas aventuras todavía no se sabe nada. Sin embargo, desde la compañía han avanzado que a lo largo de este año se irán ofreciendo nuevos detalles, eso sí, no han asegurado que el 2014 sea el año del primer Gears of War en el mercado producido por Microsoft.

Lo que sí han asegurado desde la prestigiosa empresa es que, pese al cambio de compañía, el videojuego seguirá manteniendo la esencia que le ha hecho tan famoso. Lo que sí intentarán mejorar será la calidad en aspectos como los gráficos o la jugabilidad.