Gracias por volver FIFA

Personalmente, soy un amante de los juegos de fútbol. Sí, pensaréis que son monótonos, que los objetivos se consiguen pronto pues es jugar, evolucionar jugadores y poco más, lejos de grandes pantallas que pasarse como ocurre en otros como el GTA o el Call of Duty por poner solo dos ejemplos. Pero oye, creo que con esto sacio mis ganas de ser futbolista, entrenador o secretario técnico. Y es que uno vale para lo que vale, así que aunque sea de forma virtual quiero lograr esos sueños.

Sueños desgastados a nivel virtual en los últimos años. FIFA siempre ha sido el juego referencia, pero la llegada de PES le comió la tostada. Esto hizo que ambos avanzasen e hiciesen juegos de una gran calidad. Todo hasta que comprendieron que el pique estaba entre ellos y que eran tan parecidos que pequeñas tonterías darían con el ganador. Se centraron tanto en esto y en la importante compra de licencias que se olvidaron de lo importante, la calidad.

Me gustaría comparar ambos, pero no he jugado al PES así que no os voy a engañar y hablaré, sobre todo, del FIFA. Y lo haré con una grata sorpresa. La decepción de la anterior edición del juego de EA SPORTS me hacía pensar que este año no sería muy diferente. Sin embargo, la salida al mercado de las consolas de nueva generación ha provocado que el esfuerzo sea mayor. Y vaya si se nota.

FIFA 2015 ha dado un paso más allá. Si quería cumplir mi sueño creo que ya lo he hecho y, de verdad, que como pasa en muchos sueños parecía totalmente real. Y es que este FIFA borda la realidad. Su jugabilidad es más difícil, cierto, pero es que la mejora es increíble. Aspectos como el movimiento de la red e incluso el desgaste del campo están incluidos.

fifa

fuente: meristation

A todo esto hay que añadir que aumenta la calidad de los porteros, uno de los puntos flacos en los últimos años. Otra de las debilidades corregidas es que los jugadores ya no son atravesados por sus rivales. Y es que, recordamos, un jugador era capaz de pasar su brazo por el costado en la lucha por el balón. Si a eso le unimos que cada vez los rostros son más parecidos y a la mejora de las celebraciones, nos queda un juego fantástico.

En definitiva, al jugar, más que maravillado por la gran realidad virtual que nos escenifica el juego, sentí una gran alegría porque FIFA vuelve a ser un juego de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *